El maratón de Mar

Hace un par de meses, en una visita al pediatra le pregunté en qué momento tendría que comenzar a preocuparme por una posible hiperactividad de Mar, el médico, muy simpático, se río y me dijo “no te preocupes, conociendo a su padre, es totalmente normal”.

Mi duda, probablemente basada en la ignorancia propia de una madre primeriza, se debía a que Mar podía estar un día entero sin dormir siesta ni parar de moverse, lo adorable de todo ésto es que iba acompañado de una gran sonrisa en su cara y unos grandes ojos alegres.

www.bebesembarazo.es
http://www.bebesembarazo.es

El sábado pasado, nos volvió a demostrar que es capaz de mantenerse en pie y feliz el día entero muy dignamente y sin pestañear. Quedamos para comer con nuestros amigos Ana y Gon, una pareja encantadora a la que tendríamos que haber conocido antes de ser padres; nos habíamos despertado a las 8 a.m. como cada día, habíamos tenido una mañana habitual: jugar, comer, encremar vestir, etc. etc., y a las 15:00 hs. nos encontramos para comer en un enclave maravilloso, Room museum, a los que estén o vengan por Vigo se los recomiendo, estás comiendo dentro de la playa! Mar ya había comido su habitual almuerzo antes de salir y pensé que dormiría la siesta, pero ella prefirió acompañarnos mientras comíamos, lo cual considero de muy buena educación; desde que Mar empezó a comer sólidos, siempre intentamos que coma con nosotros, aunque eso implique que alguno tenga que comer más incómodo o la comida más fría, me gusta que ella se acostumbre a la comida familiar, y aunque en este caso, ella ya había comido, no quiso perderse el evento culinario y ser parte de él, así nos hizo la gracia a todos y pasó de brazos en brazos, señalando siempre con su dedito en brazos de quién quería estar.

bebe señalando La mejor amiga de mama

Al terminar la comida, decidimos ir a otro sitio a tomar los tradicionales gin tonics post almuerzo, y he aquí porque dije previamente que deberíamos haber conocido a Ana y Gon antes de ser padres; desde que comenzamos a salir con ellos, no ha habido una sola vez que quedar para comer signifique solamente “quedar para comer”, cada cita se extiende, digamos, más… y al llegar a los tradicionales gin tonics yo permanezco tan solo como observadora, porque más de una copa de vino en la comida no me puedo permitir… Pensamos, seguramente aquí dormirá la siesta, pero a Mar, como ya os he contado, la hemos acostumbrado a la fiesta, y lo que menos le apetece es dormir cuando hay personas alrededor, de nuevo aparece mi orgullo de madre : “es muy sociable”. Mientras nosotros nos mantuvimos sentados en una misma mesa, ella aprovechó para hacerse amiga de cada persona que aparecía por el lugar y la miraba un segundo.

Se hizo de noche, y llegó la hora de cenar, aunque habíamos estado comiendo el día entero, nadie se salta una cena de sábado, no hubo mejor idea que ir todos juntos a cenar y sumar aún más adeptos, lo único que pude hacer antes de cenar fue pasar por casa para abrigar un poco más a la pequeña y llevar todo aquello que necesitaba para, esperaba, se pueda dormir.

De más está decir que llegamos a un nuevo restaurante, Mar con sus grandes ojos abiertos y su brillo habitual, sonriendo y riendo a todos, tan educada como es ella, esperó la llegada de la nueva pareja y su hijo pequeño, los conoció, intentó acercarse al niño, y luego, poco a poco y finalmente, se quedó dormida. Al poco rato, acabamos todos la velada y también nos fuimos a dormir.

bebe dumiendo. La Mejor amiga de mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s