Carnaval toda la vida y una noche junto a vos…

Este título vino a mi cabeza alguna de estas noches/madrugadas en que me encuentro despierta, con Mar en brazos, cuando todo esta calmado a mi alrededor.

Llevo una semana sin escribir en el blog y no porque no haya querido, o haya desistido de él, aunque confieso que en algún momento se me pasó por la cabeza; más de una vez me senté frente al ordenador e intenté escribir algún post, llegué hasta a poner un título… pero el cansancio pudo más conmigo que mis ganas de expresarme. Se que esto es un crimen para un blog que recién comienza, pero por más que lo intenté, no lo pude evitar.

blogs.elpais.com
blogs.elpais.com

Los primeros 3 o 4 meses de Mar, me despertaba cada tres horas para darle de comer, y me pasaba dos horas despierta, entre que tomaba pecho (más o menos una hora) y se volvía a dormir, y yo me sentía tranquila para volver también a la cama, digamos que en realidad dormía dos horas (mal dormidas) y me volvía a despertar, en algún momento llegué a parecer una zombie, como casi cualquier madre en los primeros meses… pero no me importaba, y me acostumbré a no sentir el cansancio; tengo que admitir que nunca he sido una persona muy dormilona, solo duermo lo necesario.

Todos te dicen que a medida que pasa el tiempo, los niños empiezan a dormir más… aquí igual debería hacer un inciso y admitir que, para bien o para mal, los primeros tres meses, yo me encargaba de despertar a Mar cada tres horas para que coma, en ese momento, luego de toda la lectura, las clases de preparto, y los millones de consejos (que depende de quien vienen los tomas en cuenta o haces justo lo contrario), pensaba que era lo correcto.

Recuerdo esas horas sentada en la silla mecedora de la habitación de Mar, con ella tan pequeñita en mis brazos y con tantas emociones y pensamientos, recuerdo que para no dormirme, cogía el móvil y miraba las actualizaciones en Facebook, allí me enteraba de las aventuras nocturnas antes que nadie, también a veces aprovechaba para chatear con aquellos que volvían de fiesta o con amigos al otro lado del Océano.

La realidad es que cuando pasaron esos meses iniciales y el peso de Mar iba regulándose, comencé a dejar que duerma y se despierte ella sola, mi sorpresa fue agradable al descubrir que no era de aquellos bebes que no dejan dormir a sus padres y los tienen en vela por meses y meses, si no que ella era capaz de dormir 6 o 7 horas seguidas, esto, aunque no implique que yo también duerma todas esas horas seguidas (a mi me preocupaba que ella duerma tanto y me levantaba a verla continuamente), al menos me quitó esa imagen de zombie y me mantenía descansada.

Creo que eso fue la calma que precedía la tormenta… Mi hija, digna hija de su madre, va a contramano… cuando yo vivía en Barcelona, todas mis amigas estaban en pareja y yo estaba sola, alcanzó con irme de la ciudad y comenzar una relación estable para que todas mis amigas se queden solteras y estén de fiesta en fiesta… con Mar pasa igual, cuando todos los bebes comienzan a dormir bien, y con bien me refiero: toda la noche!, ella deja de dormir aceptablemente como dormía y comienza un ciclo de despertarse cada tres horas, y no alcanza solo con despertarse, si no que algunas veces, ni siquiera tiene ganas de volverse a dormir.

Hemos tenido largas noches despiertas durante esta última semana, básicamente la razón por la que mis ojos se cerraban frente al ordenador al intentar escribir un post; hoy me contó mi madre que habló con su amiga la experta, que lo es de verdad! matrona y enfermera de pediatría de toda la vida, y le dijo que los bebés cuando tienen una etapa grande de crecimiento duermen peor, pues yo es que la veo cada día más grande… será eso…?

Anuncios

4 comentarios en “Carnaval toda la vida y una noche junto a vos…”

  1. Con Iris he pasado diferentes rachas. Tiene rachas de dormir bien toda la noche y rachas de despertar muchas veces. Cuando despierta tanto lo suelo achacar a los dientes, ahora ha coincidido una racha de dormir faltal y justo le toco la boca y tiene piquitos de las 4 primeras muelas (las 4 a la vez). No se si tengo razón, porque hay quien dice que la salida de los dientes no duele pero yo creo que sí, porque siempre da la casualidad que duerme mal y asoma un diente.

    1. Hola! Pues vaya casualidad, yo hace un rato le mire la boca, porque estos últimos días no tiene muchas ganas de comer tampoco y he visto que le están saliendo los dientitos de abajo (es que con 11 meses aún no tiene ni un diente!), así que es muy probable que todo tenga que ver…
      Y eso que no duele, a mi me duele solo de imaginarlo…
      Un beso y gracias por tu mensaje!

  2. ¡Mucho ánimo! Yo llevo 18 meses sin dormir una noche seguida… con rachas peores que otras, pero vamos, que L no es de dormir del tirón, qué le vamos a hacer. Cada niño es un mundo y sus ritmos son diferentes a los nuestros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s