Una mordida o la pasión de un pueblo

Probablemente os sorprendáis sobre el tema de este post, ya que no tiene nada que ver con lo que habitualmente escribo, pero los hechos de esta última semana me han inspirado a referirme a ello también por aquí, ha sido el principal tema de conversación en mi familia y en mi facebook y me ha provocado algún que otro mal rato…

No soy fanática del fútbol y entiendo muy poco el juego, pero en cada mundial disfruto y sufro con la celeste hasta el último minuto, tampoco soy 100% uruguaya ni vivo en Uruguay, pero el alto porcentaje de mi ser que es uruguayo y la admiración que me provoca este pueblo en algunos grandes momentos, me hace aumentar ese sentimiento de identidad repartido que tengo.

hinchada Uruguay La mejor amiga de mama

Luis Suarez, el mejor jugador de Uruguay y uno de los mejores jugadores del mundo, admirado por millones de adultos y niños mundialmente cometió un error, mordió a otro jugador italiano en sus ansias de pasar a la siguiente fase y dar a su equipo y a su país la mayor de las felicidades, porque si, en Uruguay el fútbol se respira, se vive, se siente de una manera muy especial y en Luis Suarez podemos ver el reflejo de aquello… hasta el fanático más enceguecido sabe que lo que Luis hizo está mal (lo se porque tengo alguno en mi familia), pero no es mi intención aquí juzgar la exageración de su sentencia ni entrar a comparar una mordida con un codazo o una patada, otros que si son entendidos han escrito largo y tendido sobre ello y los uruguayos hemos leído y releído cada nuevo artículo que ha salido al respecto, sin cansarnos de frases repetidas, hemos visto los videos de todas las declaraciones, de los periodistas que nos apoyan y de los que no lo hacen para poder insultarlos y marcarlos con una equis de aquí a la eternidad.

Yo aquí vengo a escribir desde la emoción que me ha generado el pueblo uruguayo, y vengo a expresarme como siempre lo hago, como una madre, porque en estos días he visto y sentido valores y emociones que quiero transmitir a mi hija, que quiero que viva, se emocione y luche. Porque hay algo que si quiero mencionar acerca de lo que dijo la prensa o la FIFA ( yo ya no se quién dijo qué) es acerca de dictar tamaño sentencia a una estrella admirada por los niños para que no sea un mal ejemplo para éstos, no se exactamente cómo fue la frase, pero la base es ésta, los niños deben saber que lo que hizo Luis Suarez está mal y es un mal ejemplo para ellos… ahora pienso yo, con la apertura de información que hay en el mundo actualmente, con la facilidad que tienen los niños de acceder a cualquier tipo de imagen, realmente cree la fifa (y lo escribo con minúsculas intencionadamente) que Luis Suarez es tan mal ejemplo para los niños, y dónde cree la fifa que está el papel de los padres… Está claro que el acto del jugador es erróneo, está claro que tiene un problema que resolver, pero con todo lo desproporcional de su sentencia y la marginación en que lo han dejado, decir de un claramente comprometido padre de familia que es un mal ejemplo para los niños?

Mi hija es aún pequeña para entender de fútbol o de mordidas, mejor dicho, entiende más de mordidas porque es un acto reflejo y natural en un niño, y la verdad, no por ello la castigo, pero si esto pasara en unos años, cuando estamos entusiasmados y nerviosos viendo a Uruguay jugar, sería muy fácil explicarle el por qué el jugador ha actuado mal y no por ello prohibirle que lo siga viendo, vamos, que bastantes peores ejemplos se ven en la tele diariamente.

Sin embargo, hay otra cosa que no es tan fácil enseñar a un hijo, y eso es algo que quiero transmitir a mi hija desde la emoción, el orgullo de sentirse parte de algo, de acompañar, seguir y defender ese sentimiento contra toda adversidad, saber emocionarse, reír y llorar, y encontrarse con otras personas que lo sientan igual, aunque la conversación sea monotemática, aunque quien no sea parte se sienta desintegrado, porque esos momentos en los que afloran los sentimientos de identidad, en los cuales cada minuto vale, en los cuales se ama y se odia, se llora de emoción y se ríe de nervios, se abraza a un desconocido por llevar el mismo color y se canta un himno a pulmón, esos momentos son únicos.

abrazo uruguay La mejor amiga de mama

Mi hija tiene un porcentaje aún menor de uruguaya de lo que tengo yo, pero los valores de dignidad, de orgullo, de lucha, de compañerismo, de solidaridad, de unidad, de emoción, de ser solo 3 millones pero hacerse oír como si fuéramos 300 millones, de ser compañeros hasta el final y no abandonar frente a la adversidad, de luchar juntos hasta el último momento, de generosidad, de valentía, esos valores que una vez más ha mostrado el pueblo uruguayo, desde sus jugadores, hasta sus hinchas, esos valores se los quiero transmitir, y que los sienta hacia el país, o la cultura o el grupo que sea, pero que los sienta porque así nunca estará sola, y aunque a veces sufra, muchas veces estará feliz y lo que siempre, siempre sentirá es una profunda emoción y no hay nada más bonito en esta vida que poder sentir emoción.